El proyecto

Smart Food Innovation nace con la voluntad de ser un nexo entre la industria alimentaria y los consumidores. Un nexo bidireccional en el que ambas partes salgan beneficiadas.

Innovando en innovación

Nuestra vocación es dar soporte al I+D+i de las empresas. Un soporte para que sean capaces de adaptarse a un entorno cambiante en el que los consumidores son cada vez más exigentes. Solo así se podrá garantizar el futuro en términos comerciales. A menudo, en pensar en innovación, pensamos en grandes procesos de investigación, costosos en tiempo y recursos y con un resultado incierto. Queremos ofrecer otro punto de vista; redefiniendo la innovación como una actualización de pequeños aspectos que tienen un gran impacto en los consumidores. Dichos aspectos harán que el producto satisfaga más y mejor a los compradores. En Smart Food Innovation creemos que la innovación empieza por identificar las características a mejorar del producto y que no hay nadie más cualificado para hacerlo que sus potenciales compradores. Es por ello que los implicamos como una parte fundamental, marcando el inicio del proceso de innovación. Estamos convencidos de que así podremos desarrollar juntos nuevos envases, nuevas presentaciones y productos que seducirán a los consumidores más exigentes.

Consumidores 2.0.

El perfil de los consumidores ha evolucionado mucho. Los criterios por los que los consumidores escogen un producto u otro son más complejos e incluyen cada vez más elementos relacionados con la salud. Esto ha dado lugar a una generación de consumidores preocupados por su bienestar y por tanto más exigentes con las opciones que ofrece la industria alimentaria. Smart Food Innovation ofrece a los consumidores herramientas para que expresen lo que consideran importante en su alimentación, así como la información necesaria para que puedan ampliar su sentido crítico respecto a los productos alimentarios.

Nuestros pilares

Confidencialidad.

Somos conscientes de que es necesario garantizar, tanto a consumidores como a las empresas, una estricta confidencialidad en lo referente a los datos personales de los consumidores y al Know-how de las empresas. Todas las relaciones de Smart Food Innovation con las empresas y los consumidores quedan amparadas por contratos de confidencialidad y un cumplimiento riguroso de la LOPD.

Rigurosidad.

Para ofrecer un servicio de calidad es necesario ser riguroso con todos los aspectos de nuestra actividad. Es decir, rigurosos con la información científica y técnica y  con la obtención y procesamiento de datos. Solo así seremos precisos en la identificación de los aspectos a mejorar y en alcanzar la mejor manera de hacerlo.

Objetividad.

Para garantizar una correcta evaluación de las características de un producto, hay que dejar de lado todas las ideas preconcebidas. Por eso es importante aplicar métodos ciegos que garanticen la máxima objetividad en las valoraciones realizadas por los consumidores.

Flexibilidad.

La industria alimentaria engloba una cantidad inmensa de categorías de productos que poco tienen que ver los unos con los otros. Este contexto hace necesario adaptarse a una gran variedad de retos. Nuestro objetivo es conseguir la máxima comunicación con la empresa para que sea posible personalizar el servicio y así generar el máximo valor añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies