Top 10 tendencias en nuevos productos alimentarios

Top 10 tendencias en nuevos productos alimentarios

¿Hacia dónde se dirige el sector alimentario? ¿Qué productos ofrecerá próximamente? ¿Hacia dónde dirigen las empresas del sector su esfuerzo innovador? A continuación podéis encontrar 10 puntos que intentan responder a estas preguntas y que a partir del análisis del mercado actual, permiten ver hacia donde se dirige el sector.

1. Basta de tirar comida

Se calcula que anualmente se tiran en España unas 7.000 toneladas de comida. Este hecho tiene connotaciones morales y sociales, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente los índices de pobreza en España alcanzan el 30%. También tiene connotaciones ecológicas, teniendo en cuenta la cantidad de materia prima, energía y agua que se requiere para producir, envasar y transportar la comida que finalmente es desperdiciada. Las empresas no son impermeables a esta realidad y por este motivo buscan maneras de reducirlo mediante envases más pequeños que llegan en algunos casos a la unidosis e innovando en técnicas de conservación que permitan mantener los alimentos en condiciones óptimas durante más tiempo.

2. Transmitir confianza

Casos como los de la aparición de E.Coli en pepinos, el escándalo de la carne de caballo y otros similares tienen un gran impacto en los consumidores, que reaccionan reduciendo el nivel de confianza depositado en los productos y las empresas productoras. Las empresas deben reforzar esta confianza generada para poder mantener la demanda de sus productos. Mejorar aspectos como la trazabilidad de los productos y la transparencia en los mensajes comerciales puede contribuir a mantener e incrementar la confianza de los consumidores. Las empresas que consiguen transmitir esta confianza ganan una gran ventaja competitiva.

3. Placeres Simples

Sin ninguna duda la alimentación es una fuente de placer. Como ha comentado recientemente el Chef mundialmente famoso Ferrán Adrià en una entrevista, el lujo culinario reside en poder comer lo que apetezca en un momento concreto. Las empresas que son capaces de crear un producto que produzca este placer en el consumidor, tienen garantizado el éxito produzcan café, dulces, jamón ibérico o cualquier otro producto.

4. Cuidado con los pequeños

Cada vez en más sectores de la industria alimentaria aparecen productos de éxito producidos por empresas pequeñas o medianas que no tienen los complejos ni las inercias de las grandes multinacionales. La democratización de la tecnología tanto productiva como de márquetin hace que sean capaces de ser competitivas respecto empresas mucho más grandes. Además suelen ofrecer unos productos con mucha personalidad y a veces rompedores. Un ejemplo paradigmático es la evolución del número y tipo de productores de cerveza en Estados Unidos. En 1980 había en todo USA sólo 89 productores de cerveza, en 1994 eran 537 y en el año 2012 la cifra alcanzó los 2.300. Actualmente se calcula que hay más de 3.800, en su mayoría pequeños productores locales. Las empresas grandes deben estar atentas a estos nuevos “players” que ofrecen a los consumidores productos menos estandarizados y más originales.

5. La salud entendida globalmente

En los últimos años la EFSA ha regulado intensamente los beneficios nutricionales concretos o “acrive health claims”. Muchas empresas no ha sido capaces de demostrar la causa-efecto de determinados componentes de sus productos. Finalmente algunas han desistido de obtener este reconocimiento al valorar los costes que representan los estudios científicos y clínicos necesarios. Se ha detectado un giro en la estrategia de estas empresas que ahora buscan transmitir mensajes más genéricos y ambiguos sobre la salud. Mensajes como “te hará sentir bien” y similares consiguen que los consumidores identifiquen el producto como saludable sin tener que pasar por los estrictos controles de la EFSA.

6. Superalimentos

Cada cierto tiempo salen a la luz (o se redescubren) productos que acumulan una gran cantidad de propiedades beneficiosas. Productos como las bayas de goji. Estos súper alimentos acaparan una gran atención mediática en un tiempo más o menos breve y se convierten en un ingrediente a incorporar en una gran cantidad de otros productos en un intento de aprovechar su popularidad. Actualmente están marcando tendencia los siguientes alimentos: la alcachofa, la chirivía, los maquis y el cacao. Estar atento a estas tendencias es clave para las empresas del sector, que pueden aprovechar la popularidad durante un tiempo concreto de estos productos y sus derivados.

7. La Fortaleza del híbrido

Es una tendencia actual combinar dos productos claramente diferenciados que tienen su propio mercado para obtener un producto que ofrezca nuevas sensaciones a los consumidores. El éxito arrollador del “cronut”, una combinación de cruasán y donut, o iniciativas de co-branding de productos como el chocolate Milka combinado con productos como las galletas Oreo son pruebas de esta tendencia al alza.

8. Mejor con proteínas

En determinados países la presencia de proteínas en los alimentos tiene un gran efecto en los consumidores que relacionan directamente las proteínas con propiedades interesantes. Los productos altamente proteicos se asocian (aunque la EFSA no lo considera probado) con un efecto saciante y nutritivo. Las proteínas son protagonistas en los productos para niños, gente mayor, deportistas y vegetarianos. Este efecto es especialmente significativo en los productos lácteos, fuente más habitual de proteínas.

9. Estrategias discretas

Existen en los productos alimentarios componentes o ingredientes poco saludables que de manera lenta pero constante se van reduciendo. Este es el caso concreto de las grasas saturadas, azúcar o la sal. La cantidad de estos componentes se ha reducido en los últimos años y muchos productores lo tienen en cuenta en el momento de actualizar sus productos.

10. Alternativas para todos

El perfil actual de los consumidores obliga a tener en cuenta nichos de mercado formados por consumidores que, de manera especialmente activa, seleccionan productos ecológicos o bien libres de determinados elementos comunes a los productos más habituales. Este es el caso sin gluten, lactosa (estos productos se están abriendo mercado incluso en consumidores sin intolerancias o alergias asociadas) o libres de elementos como colorantes o edulcorantes. 

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies